.

.

dilluns, 8 de gener de 2018

TEMPS MORT

Moltes vegades he publicat fotos del Mercat de la Boqueria, però aquesta vegada he decidit dedicar-li tota la setmana amb algunes de les darreres fotos que he fet en aquest mercat, el més famós i visitat de Barcelona.


Aquest mercat de Sant Josep-La Boqueria fou inaugurat l'any 1836, però té els seus orígens a l'aire lliure, davant del Portal de la Boqueria, a l'esplanada del Pla de la Boqueria on venedors ambulants i pagesos dels pobles i masies properes s'hi instal·laven amb la finalitat de vendre els seus productes, abans que la ciutat enderroqués les seves primeres muralles. Sense aquestes muralles, els venedors s'estalviaven l'impost d'entrada de mercaderies a la ciutat.

Abans del mercat de sant Josep hi havia el convent del mateix nom. El 1586, els carmelites descalços, anomenats "els josepets" funden el convent de Sant Josep a l'indret on avui hi ha el mercat. A mesura que la Rambla va anant prenent importància com a passeig urbà al segle XVIII, es va considerar necessari treure les carnisseries del seu recorregut i van ser desplaçades, cap a l'interior, al costat de l'hort del convent de Sant Josep, que el poble va cremar el dia de Sant Jaume de 1835 durant una manifestació, juntament amb la resta de monestirs que hi havia a la rambla.

Amb la destrucció del convent, es va construir una plaça amb grans columnes voltada de porxos, que havia de ser la més gran de Barcelona. Es va decidir traslladar-hi el mercat de manera temporal al seu interior, però finalment en va ser l'emplaçament definitiu. Les obres de cobriment es van iniciar el dia de Sant Josep de 1840.

Mercat de La Boqueria, La Rambla (Barcelona)

Este mercado de Sant Josep-La Boqueria, fue inaugurado en 1836, pero tiene sus orígenes al aire libre, ante el Portal de la Boqueria,  donde vendedores ambulantes y campesinos de los pueblos y masías cercanas se instalaban con el fin de vender sus productos, antes de que la ciudad derribara sus primeras murallas, lo cual se hizo para ahorrarse el impuesto de entrada de mercancías.

Antes del mercado de Sant Josep estaba el convento del mismo nombre. En 1586 los carmelitas descalzos, llamados "los Josepets", fundan el convento de Sant Josep en el lugar donde hoy está el mercado. A medida que la Rambla va tomando importancia como paseo urbano en el siglo XVIII, se consideró necesario sacar las carnicerías de su recorrido y desplazarlas hacia el interior, junto al huerto del convento de Sant Josep, que el pueblo quemó el día de Santiago de 1835 durante una manifestación, junto con el resto de monasterios que había en la rambla.

Con la destrucción del convento, se construyó una plaza con grandes columnas rodeada de porches, que debía ser la más grande de Barcelona. Se decidió trasladar el mercado de manera temporal a su interior, pero finalmente fue el emplazamiento definitivo. Las obras para cubrirlo se iniciaron el día de Sant Josep de 1840.

10 comentaris:

  1. Se agradece la información sobre el Mercado de la Boquería. En mis visitas a Barcelona y a este mercado, siempre me ha dado la sensación de ser un espacio que va más allá del intercambio comercial, para convertirse en lugar de encuentro y convivencia. Y esa sensación creo que queda muy bien representada en esta toma que hoy nos presentas.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  2. Surt a totes les guies turístiques. Un lloc de trobada de gent del país i forasters, de mestresses de casa i de restauradors, de curiosos i fotògrafs...
    La setmana promet.
    Una abraçada

    ResponElimina
  3. Una gran foto y te agradezco el esfuerzo que tuve que hacer para comprender tu explicación sobre La Boquería, ya me fastidió mas tenerlo debajo de la foto en español.

    ResponElimina
  4. Un lugar con mucha historia y que todo áquel que visita Barcelona tiene que ir a ese mercado, aunque creo que ultimamente está muy saturado.

    La foto dice mucho como lugar de visita de encuentros.

    Feliz semana, Josep.

    ResponElimina
  5. Estupenda información e imagen, seguro que la serie va a ser muy interesante. Tiene que ser complicado para los verdaderos compradores moverse con tanta gente. Al final se cobrará la entrada...
    Un abrazo

    ResponElimina
  6. Buena imagen Josep. Y abundando en lo que comenta Fernando supongo que no sólo debe ser complicado para los compradores (sobre todo según que horas), también debe ser difícil fotografiar en una bulla de ese calibre (esa es al menos la impresión que me he llevado las veces que lo he visitado)

    ResponElimina
  7. Semana prometedora ya que este mercado es una fuente inagotable para quienes os manejais bien en esos entornos, lo que no es mi caso. Nunca se me han dado bien los mercados supongo que debido la riqueza cromática que unida al resto de estímulos sensoriales que se acumulan me aturden y me impiden decidirme entre el color y el blanco y negro, entre otras cosas. Así pues, una semana entera que para mí será como un curso con seis o siete clases magistrales.
    Un fuerte abrazo,

    ResponElimina
  8. Ahora lamento no haberlo visitado cuando estaba tan próxima a él. La serie promete mucho y ahora ya nos ha dejado una estupenda muestra de lo que nos espera.

    Besos

    ResponElimina
  9. Tot un món el de la Boqueria i aquesta bona imatge promet una interessant serie.

    Una abraçada Josep.

    ResponElimina
  10. Me ha gustado conocer los orígenes de este mercado emblemático.

    ResponElimina